Micros low cost: ¿mito o realidad?

El 1ero. de septiembre arrancó el nuevo esquema tarifario para los servicios de larga distancia. ¿Cómo son las nuevas ofertas de las empresas?

Cuando empecé a viajar solo a principios de este siglo, había pocas opciones para viajar barato en micro: pedir el descuento estudiantil, aprovechar un reintegro bancario o recorrer las boleterías de Retiro hasta encontrar una empresa generosa, resignando alguna comodidad o recurriendo a horarios bastante inconvenientes. Con el paso del tiempo y la venta de boletos a través de Internet, la situación no cambió demasiado, salvo por promociones muy puntales. Hasta hoy. 

El mes pasado, el Gobierno Nacional redujo la banda tarifaria mínima que se aplica para la venta de cualquier servicio de larga distancia: sobre el valor máximo establecido, pueden haber descuentos de hasta el 95%, con la única condición de que la compra se realice hasta 10 días antes del viaje. Y, si bien se anunció que estaba la posibilidad teórica de pagar $ 28 para ir a destinos como Rosario, los empresarios advirtieron que eso era improbable. por la situación del sector. Pero, aún así, crearon ofertas muy interesantes para quienes compren online:

San Antonio de Areco es uno de los destinos de larga distancia más cercanos a la Ciudad de Buenos Aires y, como vamos a analizar en una futura nota, una excelente opción para hacer una “escapada”. La Ruta Provincial 8 está copada por el grupo Flechabus y, aún así, es posible ahorrarse un 36% en uno de los momentos más demandados: el viaje de vuelta del domingo a la noche, eligiendo cualquier asiento de la unidad, con la única condición de que sea de calidad semicama (más que suficiente para ese trayecto).

Hasta el momento, si uno quería ahorrar y no tenía acceso a los beneficios generales o la tarjeta Clarín 365, debía recurrir a las líneas 57 hasta Pilar y 350 desde allí hasta Areco. El costo del primer viaje es $ 58,90 (y aumentará a mediados de mes) que, sumado a las otras combinaciones, implica un costo similar al del micro que no tiene escala alguna. Y este último, incluso, ofrece las promociones de Mercadopago.

Para el ultracompetitivo corredor Retiro – Mar del Plata, las ofertas arrancan el 22 de septiembre: mientras que esta semana deberemos pagar $ 511 (semicama) o $ 581 (cama), el nuevo esquema nos permitirá ahorrar un 14% en cualquier horario, abonando $ 438 para un semicama o $ 498 en caso de elegir cama. La disponibilidad es para todo el coche y en la mayoría de las empresas, porque tienen las tarifas coordinadas hace décadas. La única excepción son los servicios suite, que se mantienen en $ 960.

En esa misma zona, quise buscar bonificaciones para ir hasta General Belgrano -otro gran lugar para escapadas- o incluso Tandil, que hoy están cubiertos principalmente por Vía Bariloche desde Retiro o Vía Tac desde La Plata. En ningún caso tuve suerte, aunque la demanda sea bastante escasa en determinados horarios, al punto de ser el único pasajero. Pero, de todos modos, el grupo empresarial sí tiene bonificaciones en otros trayectos:

El Rosarino, que en general es una de las empresas más caras para viajar de Retiro a Rosario, nos permite ahorrar un 40% si elegimos viajar en los servicios que llegan después de la medianoche y nos sentamos en las últimas cuatro butacas. Cerca de ese horario también llega el tren, cuya calidad pullman cuesta $ 252 si lo hacemos a través de la web de Trenes Argentinos o $ 360 en las boleterías de la empresa, pero con la desventaja de tener que viajar más de seis horas (contra las cuatro del micro).

Para los que viajan a Córdoba, hace ya tiempo que hay rebajas de lo más variadas, pudiendo pagar desde $ 787 por tramo. Sin embargo, la empresa Urquiza subió la apuesta con módicos $ 598,50 para quien vuelve a Retiro a las 23 y quiere irse directo de la terminal al trabajo (aaah, los viejos tiempos). Eso sí: ¿soportás más de nueve horas en un asiento con poca reclinación? Yo lo hice desde Carlos Paz y mi respuesta es que no, pero un 37% de descuento puede ser importante para un presupuesto escaso.

Por suerte, para hacer Retiro-Mendoza no es necesario tanto sacrificio, pero tampoco pagamos mucho menos: 20 de Junio segmentó el micro con distintos valores, pudiendo ahorrar entre el 12 y 17%. Pese a lo escaso en porcentaje, igual tiene un buen impacto en el bolsillo, más teniendo en cuenta que hacia esas zonas ya se venían reduciendo los tarifarios por la competencia que ofrece el avión.

Como vemos, los distintos grupos fueron aplicando estrategias de lo más variadas en su lucha por lograr la mayor ocupación posible, por lo cual es muy importante recorrer todos los sitios web que podamos: así, en Plataforma 10, podemos descubrir que El Pulqui nos lleva a Rosario por “sólo” $ 227 contra los $ 460 que cuesta ir una hora después (casi la mitad).

En definitiva, respondiendo a la pregunta del título, el low cost es una realidad dentro de lo que permite la situación actual. Para distancias como las que vamos a recorrer en esta página, nos da la posibilidad de optar entre colectivos de media distancia -donde los haya- o micros, incluso teniendo más variantes para el origen del viaje o las comodidades. Es fundamental tener en cuenta la anticipación, que estas condiciones comerciales van a ir cambiando de acuerdo con la temporada, y la necesidad de comprar a través de la web.

Por cierto, estos son los principales sitios del país que agrupan múltiples compañías y cubren gran parte de la Argentina:

  • Busplus: principalmente para los recorridos del grupo Vía Bariloche, por lo cual es una buena opción para el sur de la provincia de Buenos Aires y la Patagonia. Ofrece financiación propia y programa de pasajeros frecuentes, pero cobra un cargo de gestión de $ 30.
  • Central de Pasajes: del Grupo Flechabus, en Buenos Aires nos sirve especialmente si viajamos por las rutas 2, 5, 7, 8 y 9. También al litoral y el norte argentino. Accedemos a todas las promociones de Mercadopago y, si participamos de su programa de pasajeros frecuentes, nos ahorramos la comisión por venta. Una desventaja es que debemos tramitar las devoluciones a través del servicio de atención al cliente, en horarios de oficina. Eso es un problema si estamos cerca de la fecha de partida, en especial por los porcentajes de retención que aplican las empresas.
  • Plataforma 10: tiene una cobertura muy importante y, por sobre todas las cosas, se destacan las empresas menos conocidas y las que ofrecen servicios provinciales (ej: La Plata – Las Flores con Unión Platense). El costo de esta modalidad es variable -y puede llegar a ser muy oneroso-, pero la gran mayoría de planes de cuotas sin interés no están acotados a bancos concretos.
  • Voy en Bus: cubre más que nada la zona cuyana y especialmente la oferta del grupo Andesmar. Hay promos de cuotas sin interés, aunque no tan variadas como las de sus competidores.